Varios limpiadores de marcas reconocidas o de tiendas contienen amoníaco. A pesar de que las indicaciones de uso varían según el fabricante, ciertos materiales suelen aparecen en las etiquetas de precaución. Estos materiales incluyen mármol, granito, cuero, vinilo y cerámica, ya que el amoníaco puede dañarlos seriamente. Lee las indicaciones y las precauciones del paquete para aprender a usar el producto elegido.


Con este producto podrás matar las pulgas y sus huevos, alejar a los ratones, desinfectar tu alfombra y refrescar el aroma del lugar donde la pongas, ¿no te encanta? Solo tienes que mezclar los ingredientes en un recipiente y esperar que se seque la pasta; luego desarma los grumos que puedan haberse armado y esparce el polvo sobre tu alfombra. Espera 30 minutos y aspírala. ¿Cómo te quedó?
Los huéspedes califican su sucursal por la limpieza y el olor de las alfombras. Ese es el motivo por el cual la limpieza diaria es la parte más importante de cualquier programa de cuidado de alfombras. Los felpudos adecuados son la primera línea de defensa y la mejor forma de evitar que la suciedad llegue a su alfombra. El aspirado frecuente y la pronta eliminación de manchas evita que las fibras se dañen y adquieran mal olor y manchas desagradables.
×