Con este producto podrás matar las pulgas y sus huevos, alejar a los ratones, desinfectar tu alfombra y refrescar el aroma del lugar donde la pongas, ¿no te encanta? Solo tienes que mezclar los ingredientes en un recipiente y esperar que se seque la pasta; luego desarma los grumos que puedan haberse armado y esparce el polvo sobre tu alfombra. Espera 30 minutos y aspírala. ¿Cómo te quedó?

Es posible que haya contestado afirmativamente a una o todas estas preguntas, y se preguntan cómo lograr su deseo de alfombra limpia. Pero la sustitución de su alfombra es caro y bastante incómodo, y tal vez usted no tiene el tiempo y la energía para alquilar una máquina de limpieza de alfombras para hacer el trabajo por su cuenta. Limpieza de la alfombra puede, después de todo ser una tarea que consume tiempo.


​Restriegue sin preocupaciones con la alimentación a batería y el sistema recuperador de los modelos T300e. Reduzca el consumo de agua y detergente con las innovadoras tecnologías de restregado ec-H2O NanoClean™ La restregadora de operador caminando T300e brinda la solución adecuada en aplicaciones específicas con una versatilidad inigualable en la industria.

​Cuente con una maniobrabilidad óptima gracias al diseño compacto de la S5, ideal para espacios reducidos y corredores. La estructura durable de rotomoldeado está respaldada por una garantía de 10 años de TennantGarantía Real®. El bajo nivel de ruido, de 62 dBA, y las baterías selladas y libres de mantenimiento permiten limpiar en forma segura en cualquier momento y lugar.​​​
Para conseguir un limpiador de vidrios casero potente, combina una taza de alcohol etílico y otra de agua, con una cucharada de amoníaco. Vierte la mezcla en una botella de aerosol, y limpia las ventanas y otros productos de vidrio según lo desees. La mayoría de los productos de vidrio pueden limpiarse con amoníaco; sin embargo, limpiar vidrios polarizados con amoníaco puede dañarlos o extraer su tinte.
Los huéspedes califican su sucursal por la limpieza y el olor de las alfombras. Ese es el motivo por el cual la limpieza diaria es la parte más importante de cualquier programa de cuidado de alfombras. Los felpudos adecuados son la primera línea de defensa y la mejor forma de evitar que la suciedad llegue a su alfombra. El aspirado frecuente y la pronta eliminación de manchas evita que las fibras se dañen y adquieran mal olor y manchas desagradables.
×