Varios limpiadores de marcas reconocidas o de tiendas contienen amoníaco. A pesar de que las indicaciones de uso varían según el fabricante, ciertos materiales suelen aparecen en las etiquetas de precaución. Estos materiales incluyen mármol, granito, cuero, vinilo y cerámica, ya que el amoníaco puede dañarlos seriamente. Lee las indicaciones y las precauciones del paquete para aprender a usar el producto elegido.

El bicarbonato de sodio es un excelente limpiador y los aceites, sobre todo los mencionados, no solo dejarán un aroma maravilloso, sino que también colaborarán con la limpieza de tu alfombra porque tienen cualidades antibacteriales. Ahora, si tienes mascotas, se recomienda que no utilices el aceite de árbol de té. Tienes que mezclar ambos ingredientes en un recipiente con agujeros -por ejemplo, un salero- y dejar reposar la mezcla por 24 horas. Luego espolvorea esta especie de talco sobre tu alfombra, espera de 10 a 15 minutos y aspírala como de costumbre. ¡Mmmm, que rico aroma! 

Los limpiadores de vidrio que contienen amoníaco son efectivos para limpiar otros materiales además de vidrios y ventanas. Diluye una cucharada de amoníaco en media taza de agua. Usando guantes, sumerge una toalla en la mezcla y frota las manchas de la alfombra con suavidad. Deja que la solución se asiente en la alfombra por unos 10 minutos y luego coloca una toalla seca sobre la mancha. Aplica presión a la toalla para absorber el exceso de líquido.


​​Limpie áreas interiores y exteriores extensas rápidamente y sin esfuerzo gracias a los cepillos laterales dobles y a la operación con autopropulsión. El bajo nivel de ruido, 62 dBA, y las baterías libres de mantenimiento permiten limpiar en forma segura en cualquier momento y lugar. El diseño durable de moldeado rotativo de la S9 está respaldado por una garantía de 10 años de TennantTrue®.​​
Para conseguir un limpiador de vidrios casero potente, combina una taza de alcohol etílico y otra de agua, con una cucharada de amoníaco. Vierte la mezcla en una botella de aerosol, y limpia las ventanas y otros productos de vidrio según lo desees. La mayoría de los productos de vidrio pueden limpiarse con amoníaco; sin embargo, limpiar vidrios polarizados con amoníaco puede dañarlos o extraer su tinte.
Varios limpiadores de marcas reconocidas o de tiendas contienen amoníaco. A pesar de que las indicaciones de uso varían según el fabricante, ciertos materiales suelen aparecen en las etiquetas de precaución. Estos materiales incluyen mármol, granito, cuero, vinilo y cerámica, ya que el amoníaco puede dañarlos seriamente. Lee las indicaciones y las precauciones del paquete para aprender a usar el producto elegido.
El amoníaco, una sustancia corrosiva, es muy poderoso y puede ser peligroso si se usa inapropiadamente. Cuando el amoníaco está expuesto a la lejía, se genera gas cloramina. Este gas puede causar náuseas, dolor de pecho, dificultades respiratorias y neumonía. A pesar de que los limpiadores de vidrio basados en amoníaco no son tan potentes como el amoníaco concentrado, no es recomendable usar el producto junto con la lejía a base de cloro.
Todos los equiposInnovacionesTodas las restregadorasRestregadoras de Operador CaminandoRestregadoras Operador SentadoTodas las barredorasBarredoras-RestregadorasBarredoras de Operador CaminandoBarredora de Operador SentadoLimpieza urbana y en exterioresExtractores de alfombrasPulidoras y máquinas monodiscoAspiradorasEquipos de limpieza especializadosProductos Orbio
Es posible que haya contestado afirmativamente a una o todas estas preguntas, y se preguntan cómo lograr su deseo de alfombra limpia. Pero la sustitución de su alfombra es caro y bastante incómodo, y tal vez usted no tiene el tiempo y la energía para alquilar una máquina de limpieza de alfombras para hacer el trabajo por su cuenta. Limpieza de la alfombra puede, después de todo ser una tarea que consume tiempo.
×