Los limpiadores de vidrio son productos versátiles que pueden usarse para limpiar tanto vidrio así como otros aparatos y superficies laminadas y pintadas. Un limpiador basado en amoníaco puede disolver la grasa difícil para devolverle el brillo a estos objetos; sin embargo, debido a su fuerza, no se recomienda el uso de amoníaco para la limpieza de automóviles, ya que puede dañar ciertos materiales, incluyendo cuero y vinilo.
Las soluciones de limpieza comercial de alfombras de Ecolab permiten crear una apariencia brillante y uniforme con el mínimo tiempo de inactividad. Es ideal para áreas de alto tránsito y de tiempo prolongado entre limpiezas restauradoras. Cuando las alfombras ya no responden a la limpieza provisoria, se requiere una limpieza profunda para eliminar la suciedad definitivamente.
×