Brindan rendimiento de limpieza y confiabilidad excepcionales incluso en los ambientes más adversos. Las restregadoras de pisos de operador caminando T600/T600e cuentan con una estructura duradera y un conjunto de características que aumentan la productividad. Ayude a que su operación de limpieza sea más productiva con la elección de entre varios cabezales de limpieza y una variedad de tecnologías innovadoras opcionales.​​ El modelo T600/T600e reemplaza al modelo 5700/5680.​​
​​Limpie áreas interiores y exteriores extensas rápidamente y sin esfuerzo gracias a los cepillos laterales dobles y a la operación con autopropulsión. El bajo nivel de ruido, 62 dBA, y las baterías libres de mantenimiento permiten limpiar en forma segura en cualquier momento y lugar. El diseño durable de moldeado rotativo de la S9 está respaldado por una garantía de 10 años de TennantTrue®.​​

Los limpiadores de vidrio que contienen amoníaco son efectivos para limpiar otros materiales además de vidrios y ventanas. Diluye una cucharada de amoníaco en media taza de agua. Usando guantes, sumerge una toalla en la mezcla y frota las manchas de la alfombra con suavidad. Deja que la solución se asiente en la alfombra por unos 10 minutos y luego coloca una toalla seca sobre la mancha. Aplica presión a la toalla para absorber el exceso de líquido.
​Restriegue sin preocupaciones con la alimentación a batería y el sistema recuperador de los modelos T300e. Reduzca el consumo de agua y detergente con las innovadoras tecnologías de restregado ec-H2O NanoClean™ La restregadora de operador caminando T300e brinda la solución adecuada en aplicaciones específicas con una versatilidad inigualable en la industria.
El bicarbonato de sodio es un excelente limpiador y los aceites, sobre todo los mencionados, no solo dejarán un aroma maravilloso, sino que también colaborarán con la limpieza de tu alfombra porque tienen cualidades antibacteriales. Ahora, si tienes mascotas, se recomienda que no utilices el aceite de árbol de té. Tienes que mezclar ambos ingredientes en un recipiente con agujeros -por ejemplo, un salero- y dejar reposar la mezcla por 24 horas. Luego espolvorea esta especie de talco sobre tu alfombra, espera de 10 a 15 minutos y aspírala como de costumbre. ¡Mmmm, que rico aroma! 
El amoníaco, una sustancia corrosiva, es muy poderoso y puede ser peligroso si se usa inapropiadamente. Cuando el amoníaco está expuesto a la lejía, se genera gas cloramina. Este gas puede causar náuseas, dolor de pecho, dificultades respiratorias y neumonía. A pesar de que los limpiadores de vidrio basados en amoníaco no son tan potentes como el amoníaco concentrado, no es recomendable usar el producto junto con la lejía a base de cloro.
¡Este producto es perfecto para quitar las manchas de la alfombra, sobre todo las de vino tinto y tinta que son las más complicadas de remover! Solo tienes que mezclar los ingredientes y derramar algo del líquido sobre la mancha; luego pasarle un trapo o una toalla y borrar la mancha. Verás como desaparecerá, yo vi una vez desaparecer una mancha de vino tinto de una alfombra blanca en segundos. También puedes utilizar este producto para limpiar manchas en la ropa. ¿Lo intentarás en casa? 
Los productos de limpieza hechos en casa son perfectos para cuidar el medio ambiente, son baratos y te sacan de un apuro cuando te quedaste sin tu producto de cabecera. Seguro ya conoces que sirven para limpiar el baño, la cocina u otras partes de la casa, pero hoy te mostraré 4 productos caseros para limpiar las alfombras que te cambiarán la vida. No corras hasta la tienda a comprar ese producto especial para limpiar alfombras, hazlo tú misma. 
×